Aprobado el carril bus-vao de la A2

  • Los conductores evitarán un millón de horas de viaje al año gracias a esta iniciativa, que beneficiará a 11,2 millones de usuarios
  • La reducción de los tiempos de viaje supondrá un ahorro económico de más de 20 millones de euros anuales.

El pasado 15 de octubre, se cumplió el último trámite que faltaba para la puesta en marcha de este esperado proyecto. El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha dió luz verde a la firma del convenio para la puesta en marcha del bus-VAO en la A-2, con una inversión de 3,25 millones de euros.

El proyecto, que cuenta con una dotación global de 13 millones de euros, y se ejecutará en colaboración con el Ministerio de Fomento, la Dirección General de Tráfico (DGT) y el Ayuntamiento de Madrid.

planos del proyecto

 

La actuación en la A-2 consistirá en la reserva del carril izquierdo en ambos sentidos para la circulación de autobuses, motos y vehículos con alta ocupación, mediante sistemas inteligentes de transporte que permitirán su gestión en tiempo real, en función de las necesidades del tráfico. Para ello, se señalizará, mediante balizas luminosas y paneles informativos, la activación del carril bus-VAO, cuyo control se realizará mediante detectores, cámaras y lectores de matrícula sin necesidad de establecer barreras físicas entre los carriles.

El proyecto establece que el comienzo de las obras empiecen a principios del próximo año 2020 y se lleven a cabo en tres fases para intentar reducir el impacto en el tráfico diario que acoge la autovía A2 en sus kilómetros iniciales:

  • las dos primeras se corresponden con el carril de entrada a Madrid, desde el nudo con la M-300 en el kilómetro 23,500, hasta pasado el enlace de la A-2 con la M-30, en el kilómetro 4,200.
  • La tercera fase contempla la implantación del carril bus-VAO en sentido salida de Madrid, desde el kilómetro 6,100 hasta el enlace de la A-2 con las carreteras M-115, M-45 y M-50.

AHORRO DE TIEMPO Y DINERO

Actualmente, la autovía A-2 soporta una importante congestión circulatoria en el entorno de la capital y los municipios del área metropolitana, con intensidades de tráfico de hasta 155.000 vehículos diarios. Esta congestión está provocada por el gran número de vehículos que utilizan diariamente la vía, que se encuentra al límite de su capacidad en determinadas horas. Esto ocasiona retenciones y atascos que penalizan al transporte público.

Según las estimaciones del Consorcio, el bus-VAO de la A-2 beneficiará a alrededor de 11,2 millones de viajeros al año, con un ahorro de tiempo medio de 7 minutos, que puede llegar hasta los 25 minutos para los usuarios que utilicen el carril reservado en toda su extensión. Es decir, cada año evitarán casi un millón de horas que actualmente se pierden entre demoras y congestiones de tráfico. El Consorcio calcula que esta reducción de tiempo de viaje se traduce en un ahorro económico de más de 20 millones de euros al año.

Deja tu comentario

− 2 = 8