Las Collalbas

Las dos collalbas que normalmente pueden verse en nuestra zona son la collalba gris (Oenanthe oenanthe) y la collalba rubia (Oenanthe hispánica), ambas primas hermanas. Es más fácil de ver la primera de ellas, posándose y levantando el vuelo continuamente en los barbechos y sembrados, no muy lejos de las actividades del agricultor. La segunda se la ve ocasionalmente en arbustos y promontorios, principalmente durante el celo.

Collalba Gris

Ambas son especies invernantes en África. Solo nos acompañan durante la primavera, verano y principios del otoño, período durante el cual se dedican a perpetuar la especie. Suelen hacer el nido en el suelo o a escasa elevación. Debajo de una piedra, en un hoyo o incluso en un agujero en un talud, suelen poner 5 o 6 huevos de color azulado que son incubados durante un par de semanas por la hembra. La alimentación de los pollos es tarea de ambos padres.

Collalba rubia

Son del tamaño aproximado de un gorrión, aunque más estilizadas y con la cola más larga. Como su fino pico indica, se alimentan de invertebrados, aunque a veces también lo hacen de bayas.

 

Mariano Fernández

 

Deja tu comentario

8 + 1 =